Preguntas más frecuentes sobre el fluoruro


11. ¿Está la opinión pública ahora en contra de la fluoración?

  • No. Aunque es cierto que algunas comunidades han optado por terminar los programas de fluoración del agua potable en los últimos años, la tendencia en general muestra un aumento continuado en el número de estadounidenses que tienen acceso a agua fluorizada. Entre los años 2000 y 2008, unos 34 millones de personas se agregaron al número de estadounidenses con agua potable fluorizada en sus casas.
  • Desde 1992, el porcentaje de personas atendidas por sistemas de agua potable fluorizada pasó de 62 a 72%. El ritmo de este incremento se ha acelerado en los últimos 8 años.
  • Desde enero de 2011, Arkansas tiene una ley estatal que garantiza el acceso a agua potable fluorizada a unos 640.000 residentes de ese estado, y un comité sobre el agua en San José, en California, ha votado a favor de fluorizar el agua potable. Esta medida en California significa que más de 280.000 personas eventualmente tendrán acceso a agua fluorizada.

12. ¿Tomar agua fluorizada es seguro?

  • Sí. En las últimas décadas, cientos de estudios han confirmado que el fluoruro es seguro. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC siglas en inglés), “paneles de expertos de diferentes campos de la medicina y la ciencia han proveído evidencia fuerte y confiable de que el agua fluorizada es segura y efectiva”. Este tema ha sido estudiado a profundidad, y no hay evidencia creíble que apoye las pretensiones que hacen los activistas en contra de la fluoración.
  • El nuevo nivel recomendado para fluorizar el agua (0,7 miligramos por litro) debería fortalecer la confianza del público en el sentido de que están periódicamente revisando los estándares y — cuando sea necesario — ajustándolos. La American Dental Association le dio la bienvenida a las nuevas recomendaciones sobre fluoruro, destacando que la fluoración siguen siendo “una de las armas más poderosas en la prevención de enfermedades”.
  • La American Academy of Family Physicians, la Organización Mundial de la Salud, el Instituto de Medicina y muchas otras respetadas organizaciones de salud y autoridades médicas han apoyado la fluoración del agua como una práctica segura y efectiva.
  • Lo que es válido para el calcio y el potasio, también es cierto para el fluoruro — incluso un mineral beneficioso, si es consumido en niveles extraordinariamente altos, puede ser potencialmente dañino para la salud de quien lo consume. Las buenas noticias es que los estándares de las autoridades federales de salud sirven de guía a las empresas locales de agua potable, de manera que puedan fluorizar el agua a niveles que son seguros y efectivos.

13. ¿Deberíamos conducir más estudios sobre la fluoración antes de continuar esta práctica?

  • Más de 3,000 estudios o investigaciones han sido publicados en el tema de la fluoración, lo que significa que muy pocos temas han sido investigados tan extensa y profundamente como éste. El abundante y creíble peso de la evidencia — además de 65 años de experiencia — apoyan la seguridad y efectividad de esta práctica de salud pública.
  • Es dudoso que incluso cientos de nuevos estudios podrían convencer a los activistas en contra del fluoruro a reconsiderar los engañosos ataques que han lanzado en contra de la fluoración.
  • Aunque estudios adicionales siempre son bienvenidos, las investigaciones existentes —incluyendo varios estudios realizados durante la pasada década — proveen sólido apoyo a la fluoración. De la misma manera que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han expresado, “por muchos años, paneles de expertos de diferentes campos de la ciencia y la medicina han proveído fuerte evidencia de que el agua fluorizada es segura y efectiva”.

14. Leí algo en Internet sobre una condición llamada “fluorosis”. ¿No es eso una razón para no consumir agua fluorizada?

  • No. Prácticamente todos los casos de fluororis en Estados Unidos son leves, y consisten en una condición cosmética que deja manchas o apariencia descolorida en el esmalte de los dientes. No causa dolor, y no afecta las funciones o la salud en general de la dentadura. De hecho, es tan leve que normalmente solo un odontólogo o especialista puede notar y confirmar su presencia.
  • Expertos cree que en muchos casos la fluorosis ocurre cuando los niños pequeños tragan pasta de dientes cuando se cepillan. Esa es la razón por la que dentistas y funcionarios de salud recomiendan que los padres que supervisen a sus hijos cuando se cepillen los dientes. Un estudio publicado en el 2010 encontró que la fluorosis leve no es una condición adverse de salud y que incluso podría tener un efecto “favorable” en la salud en general. Esa es la razón por la que los autores del estudio dijeron que no hay razón por la que los padres deberían ser advertidos de no utilizar agua fluorizada cuando preparen las fórmulas reconstituidas para infantes.

15. Yo escuché que el gobierno federal redujo los niveles recomendados de fluoruro para el agua potable en el año 2015. ¿Cuál fue la razón para ese cambio?

  • En enero del 2015, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, siglas en inglés) recomendó que el nivel óptimo de fluoruro en los sistemas de agua potable debería ser 0,7 miligramos por litro de agua. El nuevo nivel sugerido por HHS refleja el hecho de que los estadounidenses hoy en día reciben fluoruro de otras fuentes — como la pasta de dientes y el enjuague bucal — en comparación con cuando el nivel original fue establecido.
  • La recomendación de HHS continuará protegiendo la salud dental de los estadounidenses mientras reduce la posibilidad de casos de fluorosis— una condición cosmética y leve que provoca descoloramiento o manchas en el esmalte de los dientes. Los efectos de una fluorosis leve son tan imperceptibles que solamente un dentista puede notar la condición tras un examen. Esta condición no causa dolor y no afecta la funcionalidad ni la salud de la dentadura.