Entonces, ¿tomar agua fluorizada es seguro?


Sí. En los pasados 70 años, cientos de estudios han confirmado la seguridad del consumo de agua con fluoruro. No hay evidencia con credibilidad que apoye las versiones sobre que el agua fluorizada no es segura.