Preguntas más frecuentes sobre el fluoruro


1. ¿Qué sabemos sobre el fluoruro y la fluoración?

  • El fluoruro está presente en forma natural en prácticamente todas las fuentes de agua. El agua es “fluorizada” cuando un acueducto o sistema de agua potable ajusta el nivel de fluoruro a un nivel que es óptimo para prevenir la caries dental.
  • Aproximadamente 74% de los estadounidenses cuyas casas están conectadas a sistemas públicos de agua potable reciben agua fluorizada. Sin embargo, más de 72 millones de estadounidenses no tienen acceso a agua potable que ha sido fluorizada para prevenir las caries.

2. ¿El agua fluorizada previene la caries dental?istock_000003239584xsmall

  • Sí. Investigaciones demuestran que la fluoración reduce la caries dental en cerca de 25%. A medida que la disponibilidad de agua fluorizada ha aumentado significativamente en Estados Unidos, los promedios de caries, rellenos dentales y dientes perdidos en niños de 12 años cayó 68% entre 1966 y 1994.
  • La evidencia soporta que la efectividad del agua fluorizada ha venido aumentando a lo largo de décadas — y estudios reciente ratifican descubrimientos hechos con anterioridad:
    • Un estudio en Nueva York (2010) reveló que niños en familias de bajos ingresos en condados con menos disponibilidad de agua fluorizada necesitaron en promedio 33% más rellenos, tratamientos de conducto y extracciones que aquellos que residían en condados donde el agua fluorizada era más común.
    • Un estudio de niños de Alaska (2011) mostró que menores viviendo en áreas sin agua fluorizada reportaron un promedio 32% más alto de caries dental, rellenos o dientes perdidos que los niños residentes en comunidades donde el agua potable era fluorizada.
    • A estudio en Nevada (2010) examinó la salud bucal de adolescentes y encontró que vivir en una comunidad sin agua fluorizada fue uno de los tres factores claves asociados con altas tasas de caries y otros problemas dentales.
    • Un estudio en comunidades de Illinois (1995) revisó cambios en las tasas de caries dental durante la década de 1980. Este estudio concluyó que el agua fluorizada fue “el factor dominante” en el declive en el número de caries dentales en la población.
    • Adolescentes viviendo en áreas donde el agua potable no estaba fluorizada en Irlanda tuvieron en promedio una tasa de caries dental y otros problemas relacionados un 52% más alta que aquellos viviendo en comunidades con agua fluorizada.
  • Investigaciones demuestran los beneficios a largo plazo de la fluoración. Un estudio del año 2010 confirmó que el agua fluorizada consumida cuando se es niño y adolescente hace que la pérdida de dientes (debido a caries) sea menos probable 40 o 50 años más tarde, cuando ese individuo es un adulto en plena madurez. Los coautores escribieron que ese estudio “sugiere que los beneficios [de la fluoración] podrían ser mayores que lo que anteriormente se había creído y que [la fluoración] ha provocado grandes mejoras al reducir las disparidades entre grupos raciales/étnicos y económicos cuando se trata de salud bucal”.

 

3. Caries es un problema más común entre personas de bajos ingresos. ¿Ayuda el agua fluorizada a reducir estas disparidades en la salud bucal?

  • Sí, claro que sí. La fluoración reduce las disparidades en las tasas de caries dental que existen entre grupos raciales, étnicos e ingresos.
  • Un estudio del 2002 calificó la fluoración del agua como “el método más efectivo y práctico” para reducir las disparidades en la incidencia de caries dental entre los estadounidenses de bajos recursos y los de altos ingresos. El estudio concluyó que “no hay una alternativa práctica a la fluoración del agua potable para reducir estas disparidades o brechas en Estados Unidos”.

4. ¿La fluoración beneficia a los adultos, o solo a los niños?

  • La caries dental es un problema de salud presente a lo largo de toda la vida de una persona. Prácticamente todos (96%) los adultos mayores han sufrido de caries dentales y la tasa de nuevas caries por año es al menos tan alta entre adultos como entre niños.
  • La fluoración beneficia a personas de todas las edades. Un reporte del 2007 examinó unos 20 estudios para estimar el impacto del fluoruro en los dientes de personas adultas, y el documento concluye que el agua fluorizada reduce la caries dental en 27%.
  • Las personas de la tercera edad o “la edad dorada” se benefician de la fluoración, en parte porque ayuda a prevenir las caries en la superficie de las raíces de los dientes que se mantiene expuesta —una condición que afecta especialmente a los ancianos.

5. ¿Es el agua fluorizada aún necesaria?

  • Sí. La fluoración sigue siendo particularmente importante. La caries dental es muy diseminada, afectando a más de 90% de los estadounidenses para el momento que llegan a los años de adulto.
  • En un momento en el que más de 100 millones de estadounidenses carece de seguro para salud dental, la fluoración es una estrategia preventiva simple y económica que beneficia a todos con apenas abrir la llave del agua.
  • Aunque la salud dental de los estadounidenses ha mejorado considerablemente en las últimas décadas, la caries dental y otros problemas de salud bucal siguen siendo un reto. Un estudio del 2010 reveló que cerca de 1 de 7 niños con edades entre 6 a 12 años ha sufrido de dolores en los dientes en los seis meses previos.
  • Incluso las Fuerzas Armadas de Estados Unidos reconocen la necesidad del agua fluorizada. Un oficial de alto rango en el Departamento de la Defensa dijo que la caries dental es un “problema muy grave entre el personal militar” y destacó que la fluoración podría “reducir directamente el riesgo de sufrir de caries dental y mejorar la disponibilidad [de los efectivos militares]”. La mayoría de las bases militares han suministrado agua fluorizada por décadas.
  • El agua fluorizada es también la manera más económica de proveer fluoruro. El costo anual per cápita (por persona) de programas de fluoración de enjuagues bucales es casi el doble del costo del agua fluorizada. El costo anual por persona de suplementos de fluoruro es más de 70 veces más alto que el agua fluorizada. Los barnices con fluoruro o gel cuestan más que la fluoración de agua potable.